Tabla de escenografía para Warhammer

Trasfondo

El proceso de selección de elemento de escenografía para Warhammer ha dado muchas vueltas a lo largo de las múltiples ediciones del reglamento del juego, en la actualidad el proceso consiste en ir colocando alternadamente elementos de escenografía por cada uno de los jugadores, hasta que uno de ellos decida parar.

Este método tiene variadas limitaciones, como:

  • No se pueden colocar elementos de escenografía en el área central, con lo que dicha área (dónde se desarrollarán la mayoría de los combates) quedará muy vacía.
  • Cada jugador colocará sólo los elementos que le puedan favorecer, es decir, un jugador del imperio o enanos se liará a colocar colinas como un poseso para que su artillería y unidades de disparo se atrincheren en una posición elevada, o un jugador con pocos disparos y unidades de combate cuerpo a cuerpo empezará a colocar elementos tras los que ocultarse de la artillería enemiga.
  • Dado que un jugador puede decidir no colocar elementos, se puede dar el caso de batallas con sólo un elemento de escenografía (dado que cuando un jugador declara que no quiere colocar más elementos, el contrario tiene derecho a un último elemento de escenografía).

Todo esto desembocará en escenarios de batalla aburridos y monótonos, que poco tienen que ver con la estrategia y una partida desafiante y por ende divertida.

Objetivos

El objetivo de esta entrada es proponer unas reglas caseras para favorecer el uso de la escenografía de manera ecuánime y divertida, sin entrar en grandes complicaciones.

En anteriores ediciones de Warhammer (creo recordar que en la 5ª), había tablas de escenografía, dónde se iban tirando dados y se elegían ciertos elementos y luego se iban colocando, dichas tablas fueron del agrado de muchos jugadores, dado que hacían un poco más aleatoria la disposición del campo de batalla.

Procedimiento

  1. Decidir cuántos elementos de escenografía se van a tirar, esto se hará haciendo una tirada aleatoria de 1D3 + 3 elementos de escenografía (la tirada puede ser diferente, pero con esta tirada te saldrá un número de entre 4 y 6 elementos de escenografía, que es un número adecuado para la mayoría de los tableros de juego de 180×120 cms).
  2. Para cada elemento de escenografía a colocar se hará lo siguiente:
    1. Elegir el elemento de escenografía a colocar, para lo cual se hará una tirada aleatoria de 2D6, consultar la siguiente tabla (Nota: sino se dispone de alguno de los elementos de escenografía, o ya has usado todos los elemento de un tipo, repite la tirada):

    2. Resultado Elemento de escenografía
      2-3 Río
      4-6 Bosque
      7-9 Colina
      10 Terreno difícil (roquedal, ciénaga, pantano, …)
      11-12 Ruinas o ciudad/pueblo

    3. Decidir dónde colocar dicho elemento, para esto se dividirá el tablero en 6 secciones, y tirando 1D6 se eligirá en cual de las 6 secciones se desplegará el elemento de escenografía. En un tablero de 180×120 cms, cada sección tendrá 60×60 cms. La división del tablero en 6 secciones puede verse en la siguiente figura:
    4. tablero-secciones

    5. La sección anterior deberá ser dividida de nuevo en 6 subsecciones, al igual que antes tiraremos 1D6 para elegir la subsección. Para una sección de 60×60 cms, cada una de las subsecciones tendrá un tamaño de 20×30 cms. Nuevamente podéis ver la siguiente figura explicativa:
    6. tablero-subsecciones

    7. Una vez calculada la zona exacta se colocará el elemento de escenografía obtenido en los pasos anteriores. La elección del elemento (si tenéis varias colinas habrá que elegir una de ellas) y la orientación del mismo será elegido alternativamente por cada jugador (tirar 1D6 y el que saque más empieza, en caso de empate, repetir hasta desempatar).

Conclusiones

Llevo varios años jugando con variaciones de este método, y siempre nos ha resultado mejor que el sistema base. Si os gusta o tenéis sugerencias, por favor, comentad lo que queráis.

Deja un comentario